Órbita polar vs órbita síncrona del Sol

En general, hay dos grupos de satélites: Hay satélites que orbitan el ecuador, y los que orbitan de polo a polo.

Por ejemplo, los satélites Landsat, Worldview y Sentinel-2 están en una órbita polar (o casi polar).

¿Pero cuáles son los beneficios de orbitar en los polos?

¿Por qué algunos satélites tienen una órbita polar?

Casi todos los satélites que están en órbita polar están en altitudes más bajas. Además, a menudo se utilizan para aplicaciones tales como el monitoreo de cultivos, bosques e incluso la seguridad global.

Una órbita polar viaja de norte a sur sobre los polos y toma aproximadamente una hora y media para una rotación completa. Mientras el satélite está en órbita, la Tierra gira bajo él. Como resultado, un satélite puede observar toda la superficie de la Tierra (fuera del nadir) en el lapso de tiempo de 24 horas.

Órbita polar

Los satélites de mayor altitud orbitan más lentamente porque la circunferencia de la órbita circular es mayor. Además, la atracción de la gravedad es más débil a mayores altitudes.

Cuando un satélite tiene una órbita sincrónica al sol, significa que tiene una iluminación solar constante a través de la inclinación y la altitud. Para órbitas síncronas al sol, pasa sobre cualquier punto de la superficie de la Tierra a la misma hora solar local.

Debido a la iluminación constante en órbitas síncronas al sol, los científicos aprovechan esto en varias aplicaciones de teledetección.

¿En qué se diferencian las órbitas polares de las órbitas geoestacionarias?

Los satélites geoestacionarios se lanzan en órbita en la misma dirección en que gira la Tierra. Cuando el satélite está en órbita a una altitud específica, coincidirá exactamente con la rotación de la Tierra. Este punto clave se encuentra aproximadamente a 36.000 km sobre la superficie de la Tierra en órbita terrestre alta.

Satélite geoestacionario

Los satélites meteorológicos, de comunicaciones y de posicionamiento global se encuentran a menudo en una órbita geoestacionaria. Debido a que el satélite sigue la rotación de la Tierra siempre en el mismo punto, un observador en la Tierra sería capaz de “verlo” continuamente. En el caso de los satélites geoestacionarios, la fuerza de gravedad de la Tierra es exactamente suficiente para proporcionar la aceleración necesaria para el movimiento circular.

Satélite geosincrónico

Mientras que los satélites geosincrónicos pueden tener cualquier inclinación, la diferencia clave con la órbita geoestacionaria es el hecho de que se encuentran en el mismo plano que el ecuador. Las órbitas geoestacionarias caen en la misma categoría que las órbitas geosincrónicas, pero con esa cualidad especial de estar estacionadas sobre el ecuador.

¿Cómo orbitan los satélites en la Tierra?

Mientras que las órbitas polares tienen una inclinación de aproximadamente 90 grados con respecto al ecuador, las órbitas geoestacionarias coinciden con la rotación de la Tierra.

Una órbita síncrona al sol pasa por cualquier punto con la misma hora solar local, lo cual es útil para una iluminación consistente y un ángulo solar.

De los tres tipos de órbitas (órbita terrestre baja, media y alta), las órbitas polares a menudo caen en órbitas terrestres bajas.

Traducido desde: GISGeography

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.